Regresar a la lista

Hijo de Jennifer
(Tiene dificultades de lectura)

« Forbrain® ha sido una herramienta de éxito para nosotros y la considero un regalo para nuestra familia. Ha hecho que seamos mucho más conscientes de nuestra propia voz y de nuestro lenguaje.” »


Mi hijo de 6 años piensa un poco diferente; de hecho, a veces me deja desconcertada del cómo procesa la información. Tiene una dificultad de procesamiento auditivo y nos decidimos a probar los auriculares de conducción ósea Forbrain® para darle soporte.

Si no estás familiarizado con el trastorno de procesamiento auditivo, éste, básicamente afecta a la forma en cómo se comunica el sistema auditivo con el cerebro que tiene que procesar correctamente la información que recibe de él para un correcto aprendizaje. Causa dificultades en nuestros hijos para prestar atención, diferenciar las palabras que se escuchan, seguir instrucciones, y comunicar realmente sus pensamientos y necesidades a los demás. En el caso de mi hijo, nuestra lucha más frecuente con él, es que entienda y siga las instrucciones verbales. Podemos decir una cosa y escucha y entiende otra. Podemos pasarnos horas en el aprendizaje de un concepto simple. No escucha correctamente, no entiende lo que escucha y por ello le cuesta aprender.  

¡Quiero que aprender resulte divertido y estimulante para mis hijos!

No tenía ni idea de lo que eran los auriculares de conducción ósea ni qué resultados podíamos  conseguir con ellos antes de probarlos. Básicamente se trata de un auricular con un pequeño micrófono que se coloca cerca de la boca. La pieza para escuchar, el auricular,  va delante de la oreja, justo en el hueso. ¿Por qué? debes preguntarte. Porque está relacionado con una gran cantidad de investigaciones que se han hecho en relación con la integración sensorial, las vibraciones, y cómo la voz, el cerebro y el oído trabajan de forma conjunta.

Se recomienda utilizarlo durante 15 - 20 minutos al día durante cinco días a la semana (los niños mayores pueden hacerlo 20 minutos; los niños más pequeños, menos tiempo). Se debe utilizar durante al menos 6 semanas y mientras se usa, se tiene que hablar, cantar o leer en voz alta. Forbrain® tiene beneficios siempre y cuando se hable en voz alta mientras lo llevas.

Forbrain® fue creado específicamente para ayudar a mejorar la atención y la memoria a corto plazo por qué mejora el procesamiento auditivo como procesamiento sensorial. Pero incluso ayuda con el habla: la fluidez, la discriminación de los sonidos y la pronunciación. En su web puede leerse: “La conducción ósea transmite el sonido de su propia voz 10 veces más rápido y con mayor claridad que la conducción aérea". Al oír la propia voz, se es capaz de producir sonidos con mayor claridad, que a su vez conduce a una mejor articulación, lectura y comprensión e incluso a hablar en público. ¡Estas son todas cosas positivas!

Ahora lo estoy también utilizando yo para, lo admito, intentar centrarme un poco, ¡soy madre! Suele suceder. Y puedo decir que me di cuenta de una diferencia en mi forma de hablar casi de inmediato. Me lo puse al leer en voz alta a los niños. Fue increíble cómo podía oírme tan claramente. Bueno, tal vez no era del todo claro, pero pude oírme a mí misma mientras hablaba y escuchar cualquier falta de articulación. Me di cuenta de que me centraba mucho más en la historia que leía de lo que normalmente solía hacer,  aunque en aquel momento todavía tenía un montón de cosas por resolver con los niños (hacer el jugo y todas esas cosas que solemos hacer las mamás). Es sorprendente cómo el micrófono recoge mis palabras, filtra todos los ruidos alrededor y luego lo reproduce utilizando los altavoces de conducción ósea. Guau. De Verdad. Guau. Soy mucho más consciente de mi pronunciación, fluidez... Me recuerda a ir despacio y hablar claramente.

 

 

Mi hijo mayor estaba ansioso por utilizar Forbrain®. Fue paciente, esperó a que estuviera la batería cargada y me dejó probarlo a mí un poquito. La carga no es difícil, basta con conectarlo a un puerto USB con el cable incluido (lo hicimos a través de nuestro iMac) y cuando está listo una luz azul se enciende.

Mi hijo mayor lo usa durante su lectura. También lo utiliza para su francés, y creo que de verdad le ha ayudado a que sea capaz de mejorar su pronunciación. Creo que Forbrain® le está facilitando a que reduzca su “velocidad en general”, muy bueno para él, ya que le gusta hacer todo demasiado rápido. Lo utiliza durante unos 15 minutos todos los días. Mientras lo hace yo le animo a "escuchar su voz", leyendo o hablando en francés. También lo usa de vez en cuando sólo para cantar por la casa. Le gusta cantar y está aprendiendo él mismo a tocar la guitarra. ¡Es divertido ver cómo desaparece y luego oírlo cantar canciones en su habitación con Forbrain®!

 

 

Mi hijo menor (de 6 años) realmente quería probarlo. ¡Qué bien! Lo adquirimos para él y que estuviera motivado a usarlo era importante.  Él está aprendiendo a leer y lo utiliza mientras lee. ¡Le encanta lo divertida que suena su voz mientras lleva el Forbrain®! Lo usa unos 10 minutos al día y siempre, cuando estamos leyendo juntos. Él lo llama su voz de robot. El tiempo dedicado a la lectura se ha convertido en un momento más agradable para él. También creo que le está ayudando a diferenciar mejor el sonido de las letras al leer y que su procesamiento auditivo está mejorando! Observo que entiende e integra mejor la información!

 

 

¡Siento que mi hijo va mejorando, poco a poco, que hay una evolución favorable!

Si bien es difícil de medir exactamente el grado de mejora de mis  hijos desde que empezaron a usar Forbrain®, creo que está siendo una herramienta importante y de éxito, y la considero un regalo para nuestra familia. Ya sea cantando, leyendo o practicando nuestras lenguas extranjeras nos ha proporcionado más conciencia de nuestra propia voz. Podemos decir que todos estamos escuchando realmente como sonamos. El poder de Forbrain® es importante y el impacto que está teniendo en nosotros es grande. Nos ha hecho a todos conscientes de nuestro lenguaje, al leer, tendemos a reducir la velocidad y a estar más centrados en lo que estamos leyendo, integrando la información, y por tanto aprendiendo con más facilidad.

¡No puedo decir lo mucho que hemos disfrutado y seguiremos disfrutando con Forbrain®!

Puedes leer la historia original en inglés en el blog de Jennifer.